Mucho ha llovido ya desde que comencé mi andadura en el proyecto “LetsGo!”, prontamente rebautizado a “MoveOn!” y que ha terminado llamándose “MoveOn Sports Tracker” (“MoveOn” para los amigos), allá sobre el 2011 en los entonces actuales Android 2.2 Froyo.

Y seguro que te preguntarás cómo puede ser que algo se dilate tanto en el tiempo, ¿verdad?. Como si se tratara de un nuevo caso de tipo “Duke Nukem Forever”, existían bromas entre mis amigos afirmando que MoveOn no iba a salir nunca. Desconozco si ha existido alguna porra sobre éllo, aunque reconozco que por el camino he perdido cierta pequeña apuesta personal.

Es el esfuerzo que supone aprender por tu cuenta y sacar algo adelante a la vez que trabajas.

Y es que los programadores, aunque no lo parezca, también tenemos vidas personales que atender, y dentro de nuestro (poco) tiempo libre hay que intentar llegar a todo: familia, pareja, amigos, deporte y, porqué no, vaguear un poco :-p… pero también buscamos tiempo para mejorar y formarnos, al menos en mi caso, y créeme que destinar tiempo a un proyecto personal de este calibre supone mucho esfuerzo y dedicación. En serio.

Recientemente ha sido el día del padre en España y, para mi alegría, en privado he encendido una cuarta vela al lado de “mi pequeño”:-). Nos hemos hecho grandes compañeros de fatiga y, ahora, comparto todo esto con tod@s vosotr@s para que, el próximo año, ¡lo podamos celebrar juntos también!

Cuando todo comenzó yo apenas sabía algo sobre Java, y mucho menos sobre Android. Comencé salseando con la librería osmdroid que trabajaba con los mapas libres OpenStreetMap.org. A partir de ahí quise combinarlo con uno de mis muchos hobbies, el deporte, y así nació el germen que se convertiría en la primera versión de MoveOn.

Por errores míos (especialmente) y por desconocimiento de la plataforma llegué a un callejón sin salida. En 2012 tuve que tomar la dura decisión de deshacer todo lo andando y empezar una segunda versión sobre una hoja en blanco, pero con la gran experiencia que dan los “fracasos”.

Esta segunda versión es la que estás disfrutando ahora mismo en tu smartphone, pero empezó como una idea más modesta y con el tiempo se fue volviendo más y más ambiciosa. Tal y como menciono en mi blog personal, el proyecto MoveOn Sports Tracker para Android creció de tal manera que se transformó en un monstruo complicado de mantener. Y no voy a permitirlo de nuevo.

Gracias a eso me he interesado por el código limpio y las nuevas metodologías, que he podido aplicar un poco al final del proyecto y que, para futuros programas, llevaré a rajatabla :-).

Echo la vista atrás, hago memoria, y puedo decir que realmente ha habido momentos malos de verdad, no creas. Rachas de varios meses enteros sin encender el portátil. Por aburrimiento y por hartazgo, claro. Momentos en los que llegué a pensar en no publicar el código y quedármelo para mí (y para los míos).

En la primera de las rachas, a mediados de 2013, y en la segunda, a principios de 2014, me llegué a autoconvencer que a mí ya me servía, ¡y punto!, y que no iba a subir nada a medio acabar para que otros lo terminasen. No es mi estilo dejar las cosas a medias.

Como muchos otros proyectos podía haber acabado oculto entre lo más profundo de mi disco duro. Y afortunadamente para ti, para mi, y para muchos otros, eso no ocurrió. Me repuse.

Y aunque sé que no me lo has pedido…, ¿quieres un buen consejo? Mira, si decides lanzarte a realizar un proyecto personal, sea del tipo que sea, mi experiencia me dice que lo planifiques bien y, sobre todo, que sea algo rápido de conseguir: Un mes. Tres meses. Seis meses. Si me apuras un año máximo. Pero algo que te motive y que a la vez de resultados más o menos rápidos, gran parte de la motivación viene dada en los resultados y, si no es así, tiene grandes papeletas de acabar en el olvido. Somos así de simples.

Te cuento mi experiencia para que aprendas de élla… si tú quieres.

También me ha tocado leer código de otros (MyTracks de Google, Pedometer, GPSLogger, y todo sumado ¡me han enseñado muchos conceptos nuevos e ideas a aplicar!. Sólo espero que a alguien le sirva MoveOn al igual que a mí me han servido los proyectos anteriormente citados, ¡eso ya sería todo un éxito!

Si eres alguien curioso, que sepas que puedes estudiar y cambiar mi el proyecto MoveOn Sports Tracker para Android (aquí tienes el código), también puedes intentar colaborar de otras muchas maneras y, por supuesto, puedes comentar, sugerir y/o criticar lo que quieras de él en la ficha de Google Play… siempre y cuando sean críticas constructivas, ¿eh? ;-).

Y poco más que decirte, simplemente que lo uses, que lo disfrutes, que lo compartas y que me tienes a tu disposición para lo que necesites.

¡¡¡Move on!!!